La inteligencia artificial, tan cerca y tan lejos

La inteligencia artificial, como medio por el cual las computadoras, los robots y otros dispositivos realizan tareas que normalmente requieren de la inteligencia humana parece estar más al alcance de la humanidad que nunca. Con los nuevos avances de el “internet de las cosas” (Internet of things en inglés, o IoT por sus siglas), la mejora en el aprendizaje computacional (machine learning) y el incremento en la eficiencia de los algoritmos, la aparición de robots y maquinas que emulan la capacidad de raciocinio humano se han convertido en una meta alcanzable.

Actualmente es difícil no encontrar ejemplos de cómo el ser humano y la ciencia han avanzado hasta el punto de tener autos que se conducen a sí mismos por las calles de Mountain View, hogar de Google, los refrigeradores que avisan a los dueños de lo que hace falta y algoritmos de aprendizaje y recomendación multimedia con Netflix, la inteligencia artificial se presenta claramente.

En Japón y Estados Unidos, varias compañías han puesto a la venta robots que simulan al ser humano. Con Erica, el profesor Hiroshi Ishiguro, ha logrado emular conversaciones y acciones similares a lo que humanamente llamaríamos sentimientos. Otras compañías han desarrollado mascotas robóticas, las cuales tienen un instinto “natural” asimilando las acciones de un perro. En algunos hospitales, la distribución de alimentos ha sido automatizada por repartidores inteligentes, capaces de distinguir habitaciones e incluso espacios.

A pesar de que hay grupos consternados por la posibilidad de la pérdida de empleo a manos de la inteligencia artificial y los robots, la preocupación es infundada. Ciertamente la inteligencia artificial actualmente se encuentra en un cenit de desarrollo y una explosión en su investigación, debido a la baja de los precios en procesadores y a la mejora de los algoritmos de aprendizaje. Con los nuevos avances que la humanidad está desarrollando la inteligencia artificial podrá ser un término sustentable en los próximos años.

  • ¿Por qué elegí el tema?
    • Debido a mi interés con el internet de las cosas y los algorítmos de búsqueda y su relación a la sociedad.
  • ¿de dónde partiste para empezar a escribir?
    • Empecé con mi conocimiento actual del tema tras la lectura de La Inteligencia artificial de Renato Gómez Herrera. Mediante mi conocimiento previo y búsquedas de internet, pude complementar mi escrito.